El Arte de las Afirmaciones Positivas

Quiero cambiar mi vida y salir de mi rutina
julio 23, 2018
creencias limitantes
Creencias limitantes, te manejan como a una marioneta
agosto 21, 2018

El Arte de las Afirmaciones Positivas

afirmaciones positivas

El tema de las afirmaciones positivas se ha puesto de moda. He leído muchísimos artículos sobre lo importantes que son para atraer lo mejor del Universo. Sentirnos bien y tener una excelente calidad de vida y me parece fenomenal. Coincido con todos los blogs  al respecto que en general dicen que “somos lo que pensamos que somos”

Yo había empezado con el tema de decirme todas las mañanas frases positivas y las repetía durante el día. Pero sentía que a veces la frase que había elegido como mantra me inquietaba más que lo que estaba tratando de combatir. Fue entonces que después de leer varios artículos e investigar que aprendí más sobre nuestro subconsciente. Aprendí sobre cómo funciona  y el efecto que tiene lo que pensamos y en cómo nos sentimos. Entonces que me di cuenta de que elegir las afirmaciones positivas correctas es un arte y hay que aprenderlo.

Te voy a contar lo que he aprendido que me ha dado excelentes resultados:

EL PODER DE LAS AFIRMACIONES POSITIVAS

Las afirmaciones positivas no son simplemente frases bonitas que nos debemos repetir una y otra vez durante el día. Son palabras muy poderosas y lo primero que debemos aprender es el poder que tienen y de dónde viene ese poder.

Estas frases son la descripción del resultado que deseamos ante una situación, un evento o la realización de un sueño. Son pensamientos positivos que repetimos en nuestra mente como un elemento de suma importancia por el enorme poder que tiene. Hacen que sucedan cosas positivas en nuestras vidas.

Su enorme poder se debe a que tomar control de nuestra mente subconsciente no es del todo fácil.  Los pensamientos o ideas que se encuentran ahí no están al alcance de nuestra mente consciente.

 

El tema de las afirmaciones positivas 2

Esos pensamientos que se encuentran en el fondo del océano son los que dominan nuestras emociones. Son los responsables de nuestros miedos, inseguridades y de los “no puedo” que nos repetimos con frecuencia. Llegaron ahí por lo que escuchamos, vimos, aprendimos y experimentamos de niños. Son creencias limitantes que no nos permiten ver el mundo de otro color.

Es aquí donde el enorme poder de las afirmaciones positivas entra en acción. Para cambiar esos pensamientos que se encuentran en el fondo del océano es necesario limpiar esa computadora que tenemos en el cerebro. Eliminar todos esos virus que algún día nos dijeron que no éramos capaces. Todos esos programas tóxicos que se instalaron sin nuestro consentimiento y nos impiden alcanzar nuestro propósito en la vida.

Las afirmaciones positivas diarias son comandos que vamos metiendo en esa computadora con programas motivadores. Tienen el poder de sustituir los pensamientos negativos.  Las afirmaciones positivas vienen de nuestra mente consciente, de lo que ahora como adultos sabemos que queremos y merecemos. La buena elección de esas frases, la constancia, frecuencia y credibilidad de la misma, serán las mejores herramientas para lograr lo que te propongas.

Todos queremos tener una buena salud, una vida sentimental agradable y tener mucho dinero. Para lograrlo tenes que decirle a tu cerebro que eso es lo que queres en tu vida y repetirlo a diario.

 

TIPS PARA CREAR LAS AFIRMACIONES POSITIVAS ADECUADAS PARA CADA MOMENTO

Crear las afirmaciones positivas ideales es un proceso sencillo, lo básico es dedicarte un momento de silencio y ponerles atención a tus pensamientos. Descubrir aquellos que te están limitando para sentirte realizado, para seguir adelante. Y después pensar en lo que queres conseguir, ese sueño que estas persiguiendo.

Buscar y probar las frases que se te ocurran es importante porque debe producirte una sensación positiva.

NO HACERLAS DEMASIADO POSITIVAS

La mayoría de las frases exageradamente positivas no funciona porque por lo general implican un salto demasiado grande de un estado a otro. Si estamos pasando por un mal momento e intentamos repetirnos una frase como; “la vida es maravillosa, todo está bien en mi vida y soy una persona feliz”. Estaríamos retándonos a un cambio emocional demasiado radical.

La mejor manera es no buscar frases que nos hagan sentir bien, sino frases que nos hagan sentir mejor. No es necesarios que la afirmación elegida alivie por completo nuestro estado emocional desde el inicio, se trata de aliviarlo. Una vez que estemos mejor y sintamos un alivio, podemos buscar una nueva afirmación que nos haga sentirnos aún mejor. Y así vamos paso a paso, dándonos la oportunidad de aumentar nuestro bienestar emocional para alcanzar lo que creíamos era imposible.

Si te consideras incapaz de hablar en público y tenes un proyecto maravilloso en mente que te obligará a hacerlo en algún momento.  Empezar a decirte “soy un orador excelente” de golpe, hará que tu subconsciente no te crea. Te hará sentir cada vez más incapaz de hacerlo lo que te podría hacer abortar tu proyecto antes de iniciar. Podes empezar por decir “soy capaz de atreverme a hablar en público cuando lo requiera”. Cuando ya empeces a sentirte más cómodo con eso podés cambiar por “soy capaz de hablar en público”. Y para cuando se te presente la oportunidad de hacerlo,  podés repetir “disfruto de hablar en público con toda confianza”

La idea es ir acercándote a tu objetivo dirigiendo tu mente hacia aquellos pensamientos que crees poder alcanzar. Que son un poco más optimistas que lo que estabas pensando hasta ahora.

FRASES CREÍBLES

Las afirmaciones positivas no se tratan de decirnos cosas para engañarnos a nosotros mismos. No es introducir pensamientos positivos a la fuerza en nuestra mente. Si intentas pensar en cosas que no crees, tu subconsciente lo rechazará con mucha fuerza y te hará sentir peor.

Este es otro motivo para no hacer afirmaciones positivas demasiado exageradas, para que éstas sean efectivas deben ser algo que crees que puede ser realidad. Si tu pareja te dejo y se fue con otra persona, es obvio que tengas sentimientos de ira, rencor y dolor. Son emociones humanas y propias de una situación así. Entonces hacer una afirmación como: “estoy feliz de la vida y para nada me importa que se haya ido”, es un verdadero engaño. Tu subconsciente lo rechazará y hará que te duela aún más aceptar la realidad.

En su lugar podes afirmar “estoy dolida por lo sucedido pero dispuesta a salir adelante”.  Después podes avanzar a “me siendo mejor cada día en esta nueva etapa de mi vida y con fuerzas para ser feliz”.  Y así poco a poco hasta sanarte emocionalmente para vivir con plenitud lo que siga en tu vida.

NO RECICLAR LAS AFIRMACIONES POSITIVAS

Las afirmaciones positivas son como los chistes, una vez que los escuchas y te hacen gracia una vez pierden su poder. Pasa lo mismo con las afirmaciones, si una te sirvió en un momento de tu vida no por eso será la mejor ahora.

La mejor manera de trabajar las afirmaciones positivas no es tener una base de datos con una lista de frases  bonitas. Frases que te han hecho sentir y seguirlas repitiendo mecánicamente por años. Cada momento y cada situación es única. Lo que funciono hace un año puede no ser lo que estas necesitando ahora. Tu vida ha cambiado y con ella tus pensamientos.  Entonces, sin prisa y sin intentar forzar tus pensamientos, trata de descubrir lo que estas sintiendo ahora. Y después lo que consideras que necesitas para aliviarte poco a poco.

El gran beneficio de hacer frases nuevas es que, con el tiempo, nos resultará más fácil. Si vamos practicando con paciencia y perseverancia a tener pensamientos positivos llegará el día en que no necesitaremos detenernos a buscarlos. Éstos llegarán de forma natural, nos convertimos en personas positivas.

3 DETALLES ADICIONALES

Estos tres detalles son muy importantes:

  • No incluir palabras negativas y jamás usar la palabra no porque el subconsciente no la registra. Así pues si tu frase es “no voy a ganar peso de nuevo” tu cerebro registrará “voy a ganar de peso de nuevo”.
  • Otro dato importante es hacerlas en presente “estoy logrando hablar en público con confianza”. Si decís “seré capaz de hablar en público con confianza” siempre será mañana o en el futuro no ahora.
  • Escribe las afirmaciones positivas que te produzcan una sensación motivadora, emocionante y grábalas en tu mente. Repítelas con frecuencia y medítelas, siéntelas como una realidad, visualízate en ellas y verás que tan efectivas son.

5 BENEFICIOS DE LAS AFIRMACIONES POSITIVAS

1.Abren puertas: Las Afirmaciones abren puertas. Son puntos de partida en el camino hacia el cambio, con cada día de practica te acerca a tu meta. Son un aspecto importante en tu plan de acción hacía algo nuevo o para sentirte mejor si estas emocionalmente en un mal momento.

2.Llegan al subconsciente: Con la repetición diaria iniciando con 21 días y ojalá por más de 90 días. Así le estás recordando a tu subconsciente que vos tenes el poder de crear la vida que tanto sueñas. Mínimo 21 día es ideal porque es lo que el cerebro dura en adaptar un hábito.

3.Borran Creencias Limitantes Tus creencias son patrones mentales que aprendiste de niño, adolescente o incluso desde antes de nacer, muchas útiles, pero otras no. Todas están ahí en tu subconsciente, en el fondo del océano. Con las afirmaciones las podés cambiar por creencias potenciadoras que te ayuden a salir adelante y tener una vida plena.

4.Te hacen sentir feliz: Cuanto más pronto elijas tener pensamientos que te hagan sentir bien, con mayor rapidez funcionarán las afirmaciones. De modo que ten pensamientos felices desde ahora, es así de sencillo.

5.Crea tu futuro: Hace que te enfoques en lo que quieres ver reflejado en tu vida. Van más allá de la realidad del presente y crean el futuro a través de las palabras que utilizas en el ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *