Cambios en mi vida ¿Cómo lograrlos?

creencias limitantes
Creencias limitantes, te manejan como a una marioneta
agosto 21, 2018
Amarse a uno mismo 8 pasos para lograrlo
agosto 22, 2018

Cambios en mi vida ¿Cómo lograrlos?

cambios en mi vida

“Para hacer cambios en mi vida no debería esperarme a escribir mis propósitos de Año Nuevo. Y éstos no tienen por qué empezar hasta el 1ro de enero”

Te propongo hacer algo diferente para obtener un resultado diferente al que “no has tenido” los últimos años.

Te explico a qué me refiero. De acuerdo a estudios realizados en muchos países, el 92% habrá renunciado a su propósito para marzo.

Yo te invito a hacer un ejercicio para saber porque has sido parte de ese 92% por tantos años. Después te daré 5 tips para que seas del 8% que si lo logra hacer esos cambios.

Si vos decis quiero “cambios en mi vida”, enfócate en eso que queres cambiar en tu vida.  No te dejes influenciar por los 10 típicos propósitos de año nuevo a nivel mundial que son:

  1. Hacer ejercicio
  2. Dejar de fumar
  3. Perder peso, cumplir la dieta
  4. Aprender algo nuevo
  5. Comer saludable y tomar agua
  6. Salir de deudas y ahorrar dinero
  7. Pasar más tiempo con mi familia
  8. Viajar a lugares nuevos
  9. Sentir menos estrés
  10. Tomar menos alcohol

Hacer ejercicio aparece en primer lugar en la mayoría de los estudios.  Por esa razón los gimnasios, en todo el mundo, registran un 70% de inscripciones en el mes de enero. El 90% de estos nuevos usuarios han dejado de asistir al gimnasio para el mes de marzo. Es hasta un buen negocio ofrecer en enero un descuento por la inscripción anual.

Las 3 principales razones por lo que la mayoría renuncia

a eso que llaman “cambios en mi vida”

Las principales razones para abandonar esos cambios que tanto has deseado son:

  1. Son metas muy altas y poco realistas
  • Este año sigo la dieta al pie de la letra y pierdo 25 kilos
  • Ir al gimnasio de lunes a viernes por la mañana
  • Tomar alcohol solo una vez al mes
  • Voy a leer sobre temas nuevos mínimo 1 hora al día
  • Ahorraré el 20% de mi salario todos los meses

cambios en mi vida 2

Son metas muy grandes, específicas y agobiantes.  La motivación inicial disminuye conforme pasa el tiempo y la fuerza de voluntad no es suficiente para continuar.

Si te propones escalar una montaña sabes que debes prepararte para lograrlo. Tendrás que estar en una buena condición física, tener los implementos necesarios y saber de las condiciones de la montaña. Haber establecido un plan para llegar a la cima. Pero si decides subirla el 1 de enero sin ningún entrenamiento, no llegarás ni a la primera colina. Te faltará el aire te dolerá todo el cuerpo por una semana.

Cambiar o adquirir un hábito de la noche a la mañana es una fantasía y sólo te producirá frustración. Cuando por tu mente ronda el pensamiento de querer “cambios en mi vida, eso implicará un cambio de hábito.

Además de ser propósitos muy altos y algo fantasiosos, la motivación disminuye y pueden aparecen obstáculos en el camino. Varios de tus amigos celebran su cumpleaños en marzo y en todas sus fiestas tomas licor. Hay que cambiar los neumáticos del auto y no pudiste ahorrar ese mes. Te cambian el horario de trabajo y no podés ir al gimnasio por la mañana.

cambios en mi vida 3

  1. Son muchos propósitos a la vez

Por lo general a final de año nos sentamos inspirados a redactar esos “cambios en mi vida” que tanto anhelamos. Pensamos que entre más cambios hagamos mejores personas seremos. Pero cuando se trata de metas entre menos tengamos a la vez es mejor.

Hay que tomar en cuenta que la mayoría de los propósitos consisten en cambiar hábitos. La decisión debe estar muy bien pensada. Dejar o adquirir un hábito requiere de una programación para hacerlo, de mucha constancia y fuerza de voluntad.

Seamos sinceros, si la lista de propósitos es muy larga, cuando empecés a fallar en uno tu motivación disminuirá. Si tenes pocas metas y en un par vas bien y solo en una has fallado, seguirás motivado.

 

 

  1. No tener un plan que te respalde

Esa lista de propósitos o metas solo te dicen lo que queres lograr y tal vez para cuando. El problema es que no te dice “cómo hacerlo”.

No pensaste en un plan de acción y harás el intento sin tener una guía de cómo hacerlo. Es lo mismo que tratar de subir la montaña sin entrenamiento, no lo lograrás.

Eso es lo que te ocurre en los primeros meses, la falta de pasos a seguir hará que cometas errores. Errores que te alejarán de la meta que te propusiste y de esos “cambios de mi vida” que deseas.  Además, pueden afectar tu autoestima, despertar el miedo al cambio y la confianza en vos mismo.

Yo personalmente recomiendo que no empecés el 1 de enero. No entiendo porque la mayoría pretende cambiar sus hábitos al cambiar de año. Porque no hacerlo el 1 de marzo, el 23 de julio o el 1 de agosto. O puede ser el día de tu cumpleaños, al empezar un nuevo trabajo o mudarte de casa. A mí me parece que el mejor día será cuando estés decidido y preparado. ¡Sin ninguna duda!!

 

 

EJERCICIO PARA DETECTAR PORQUE

HAS SIDO DEL 92% QUE NO LO LOGRA

Este ejercicio es muy importante si por tu mente ronda con frecuencia ese pensamiento de quiero hacer “cambios en mi vida”.  Es un ejercicio para entender porque no sos del 8% que logra alcanzar sus metas.

Toma papel y lápiz y empecemos.

  1. Haz una lista de los propósitos que siempre están en tus listas y deja un buen espacio entre uno y otro. Escribe todos esos cambios de mi vida que te has propuesto sin éxito.
  2. Preguntarte por qué no has conseguido alcanzar ese cambio o meta en años.

Voy a ponerte un ejemplo en cada uno de los 10 propósitos más comunes:

Hacer ejercicio: Nunca en mi vida he hecho ejercicio, nunca me enseñaron

Dejar de fumar: Tengo demasiados años de hacerlo y a pesar de saber que es dañino, el cigarro es mi gran compañero

Perder peso, cumplir la dieta:  Toda mi familia ha sufrido de obesidad, es genético

Aprender algo nuevo: Siempre tuve problemas de aprendizaje

Comer saludable y tomar agua: Nunca me enseñaron a comer vegetales, no me gustan y prefiero las gaseosas

Salir de deudas y ahorrar dinero: Mi padre siempre tuvo deudas y nunca tuvo ahorros

Pasar más tiempo con mi familia: Tengo que trabajar hasta tarde para poder proveer a mi familia

Viajar a lugares nuevos: Siempre vamos de vacaciones a la casa de la playa porque para eso la tenemos

Sentir menos estrés: Lo intento, pero la vida es muy complicada y siempre hay problemas

Tomar menos alcohol: Cuando tomo licor se me hace más fácil socializar

  1. Pregúntate si estas respuestas tienen vigencia aún y si son congruentes hoy en día, ahora que sos un adulto.

Tal vez no te inculcaron el hábito de hacer ejercicio de niño, ni te enseñaron a comer vegetales.  Tus padres se endeudaban y no tenían ahorros. ¿Pero y eso cómo es ahora que vos sos el adulto?  ¿Podés aprender a comer vegetales, ahorrar y hacer ejercicio?

De niño tuviste problemas de aprendizaje en la escuela, pero ahora que no dependa de una calificación, ¿también sería un problema?

¿De qué hablas con el cigarrillo? ¿Cuando te ha dado un consejo? En cambio, ¿Cuántas veces has dejado de asistir a un evento porque no se puede fumar? ¿Te has sentido mal por oler a cigarrillo?, ¿Qué daño le hace el humo de tu cigarro a los que están a tu lado?

  1. Replantearte los propósitos después de analizar la razón por lo que no lo habías logrado antes.

Entonces te darás cuenta de que se trataba de creencias limitantes que tenes desde niño. Creencias que debes transformar para obtener esos “cambios en mi vida” que queres. Y entonces saber que ahora que sos adulto sos capaz de proveer a tu familia. Y mejor aún, de buscar actividades interesantes para compartir con ellos y así reducir tu estrés.

Podrás ir a una nutricionista que te haga una dieta tomando en cuenta tu genética. Proponerte probar un vegetal a la semana o al mes. Salir a caminar cerca de tu casa e ir un poco más allá cada quince días.  Salir a conocer otros lugares los fines de semana.

Inclusive podés darte cuenta de que no es cierto que necesitas alcohol para socializar.

RECONOCER LAS CREENCIAS LIMITANTES

Reconocer que no lo has logrado porque en tu subconsciente había una creencia limitante es liberador.Ahora podes proponerte lo que sea y buscar si al respecto tenes alguna creencia que te lo vaya a impedir. Entonces trabajarla de ante mano y así lograrás los cambios que te propongas.

Ahora te dejo la una lista de 5 pasos para conseguir tus propósitos que muchos expertos ofrecen y que la verdad no creo que te sirva si no haces el ejercicio que te he sugerido, porque probablemente cometerás los mismos errores por culpa de tus creencias limitantes.

Trabajar con las creencias limitantes es algo en lo que un proceso de coaching te puede ayudar. Te ayudará a encontrarlas, saber quién te la dijo, cuándo y por qué para poder transformarla en una creencia potenciadora. En mi página podrás ver en que consiste un proceso de coaching.

 

 

5 TIPS PARA LOGRAR ESOS  “CAMBIOS EN MI VIDA” QUE ANHELAS

Paso 1: Empieza con un solo propósito a la vez

Podes pensar en una lista de 10 propósitos para tener mejor calidad de vida, pero empieza con uno a la vez.  Eso no quiere decir que solo alcanzarás un cambio de hábitos al año. Sino que el buen resultado de un logro aumentará tu fuerza de voluntad, motivación, autoestima y tu confianza para seguir adelante. Así alcanzaras todos eso “cambios en mi vida” que te propongas.

Paso 2: Escríbelo en un papel

Escribirla hace que deje de ser una idea o pensamiento intangible, te ayuda a visualizarlo y a tomar acción. Además, te ayudará a hacer un plan de acción, ya sabes que queres hacer, ahora escribe cómo lo lograras. No tener un plan es como querer llegar a un lugar nuevo sin tener la dirección. Evitará que cometas errores que te desmotivan, afectan tu autoestima y la confianza en vos mismo.

Paso 3: Convierte tu propósito en una acción muy fácil de lograr y haz un plan

Recuerda que los propósitos en realidad son hábitos que queres cambiar o incorporar en tu vida. Para lograr cambiar un hábito es importante que esa primera acción sea bastante fácil de llevar a cabo. Y escribirla como tu plan hará que seas más consciente del compromiso.

¿Qué acción fácil podría hacer a partir de hoy para empezar con mi propósito?

“Voy a salir a caminar 10 minutos todos los días por la mañana”

Paso 4: Convierte esa acción en algo aún más simple y fácil de lograr 

Tal vez tu acción aún no es lo suficientemente fácil de lograr. Piensa en el peor día de la semana, en el que el tiempo no rinde y te sentís estresado o cansado… ¿podrías salir a caminar 10 minutos ese día? Si la respuesta sincera es NO, entonces la acción aún no es suficientemente fácil.

Entonces escribe un pan de acción aún más fácil.

“Voy a caminar dentro o fuera de casa mínimo 5 minutos al día”

Así podrás proponerte caminar dentro de tu casa mientras hablas por teléfono o haces alguna tarea.  Estacionarte más largo de tu destino o salir a caminar con el perro por la tarde.

Estas pequeñas acciones te garantizan ser más constante aún en los peores días.

 

Paso 5: Empieza hoy mismo y se constante

La clave para lograr tus propósitos es la constancia. De acuerdo a estudios serios el cerebro reacciona a un cambio de hábito después de 21 días de hacerlo con constancia.

Por lo tanto, si queres dejar de fumar trata de que esos primeros 21 días no se te atraviese un cigarrillo. Mantente alejado de lugares o personas que estén fumando. Y recuerda que lo que podría ser difícil (no tiene que serlo si estas bastante decidido) son esos primeros 21 días.

Salir a caminar o hacer algún ejercicio por poco que sea, se convertirá en un hábito en 21 días. Después podrás ir aumentando la distancia e intensidad. Poco a poco lograras esos ansiados “cambios en mi vida”

Esto de los 21 días no es igual para propósitos como querer compartir más tiempo con tu familia. Ni para ahorrar dinero o tener menos estrés. Para esas y otras metas sigue siendo muy importante el compromiso y la constancia.

 

 

 

Deseo que con el ejercicio y estos sencillos pasos para alcanzar tus propósitos seas del 8% que lo consigue. Podés contar con mi ayuda para prestarle atención a ese pensamiento en tu mente de querer esos “cambios en mi vida”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *