¿Cómo funciona un proceso de Coaching Personal?

Es el acompañamiento de una persona capacitada que sabe orientarte para escucharte a vos mismo y así identificar tu situación actual y definir la ruta a seguir.

En un proceso de Coaching, el Coachee (persona que lo recibe) llega a la primera sesión con una situación X, esa situación que requiere atención. Durante el proceso, el Coach lo escucha y con su orientación se define cual es el objetivo que el Coachee busca. Se analiza la realidad actual a dicha situación y las opciones para cambiarla o mejorarla, entonces el Coachee adquiere compromisos para ir avanzando en el proceso. En cada sesión se analiza la situación al día, porque ésta irá cambiando y se revisan las opciones y compromisos para modificarlos y ajustarlos a la actual realidad producto del avance alcanzado.

Es probable que el Coachee llegue a la primera cita con un asunto específico y al analizar la realidad actual realice que lo que lo tiene en esa situación de conflicto no sea la razón inicial con la que llegó al proceso y que ya explorando su realidad y las opciones de cambio la situación sea otra y se empiezan a buscar las opciones y compromisos a partir del nuevo tema.

Esa es la magia del Coaching, a veces creemos tener una crisis identificada y al sentarnos con alguien capacitado que nos oriente para escucharnos a nosotros mismos, nos damos cuenta de que el problema no era el que creíamos, sino que tenía otra raíz, porque cuando estamos bajo mucha presión o angustia no sabemos bien cuál es la realidad de nuestra situación.