tecnicas de motivacion
8 Técnicas de motivación personal para alcanzar tus metas
octubre 23, 2018

Lograr los Propósitos para el 2019

Lograr los propósitos

El año está por terminar y es un buen momento para dedicarte un tiempo para estar solo y pensar en donde queres estar dentro de un año. ¿Qué queres conseguir, qué hábito deseas cambiar o sumar a tu vida? ¿Cuáles serán tus objetivos principales para las 365 oportunidades que tendrás en el año de alcanzarlos? ¿Cómo vas a lograr los propósitos para el 2019?

¿Has fallado en el intento los años anteriores?  No estás solo, el 92% de las personas, a nivel mundial, no logran los propósitos de año nuevo.  Inclusive para el mes de marzo ni siquiera piensan en ellos de acuerdo a estudios muy serios.

Las razones que los estudios revelan por las que no se logran son: se ponen muchos propósitos a la vez, son metas muy altas sin una preparación adecuada y no tienen un plan de acción.

Personalmente estoy de acuerdo con esas tres razones, me parecen grandes obstáculos para lograr lo que sea. Sin embargo, yo considero que hay una razón mucha más de peso a la que se le debe prestar atención. Y mucha atención.

Se trata de hacer esa lista de cambios, metas y deseos después de analizar porque no fueron posibles los años anteriores. Y así lograr los propósitos en el 2019.

propósitos rpacoaching 1

propósitos rpacoaching 1

“Haciendo lo mismo este año, no se pueden esperar resultados diferentes.”

 

 

Primero te voy a contar quién ha sido el gran saboteador todos los años y después te presentaré un ejercicio para vencerlo.  Voy a usar como ejemplo el propósito que aparece en primer lugar en todas las listas del mundo, “hacer ejercicios”. Vos aplícalo a tu propósito específico porque sucede lo mismo en todos los casos.

¿Te propusiste hacer ejercicio en el 2018? ¿Te inscribiste en un gimnasio en enero? ¿Dejaste de ir en marzo? De nuevo no estás solo, esto le sucede a un 70% de las personas a nivel mundial.

Vamos a analizar qué le pasa a ese 70% de personas que dejo de ir al gimnasio en marzo. Es probable que durante esos tres meses fueron muy pocas veces. Que siempre encontraron una buena razón para no ir y se fueron sintiendo cada día más mal con ellos mimos.

Lo que les paso es que el saboteador les ayudo a encontrar esas excusas, pero no evito que se frustraran.

El saboteador es nada menos que tu subconsciente.  No hay forma de dejarlo en la casa, sacarlo de nuestras vidas o ignorarlo. Trabaja las 24 horas del día. Tiene una cantidad de información sobre nosotros mismos que desconocemos por completo. Con esa información controla nuestra vida como si fuéramos sus marionetas y no nos damos cuenta.

 

 

Nuestra mente es como un iceberg y solo el 5% que se encuentra en la superficie es nuestra mente consciente. La que te permite estar leyendo este artículo, el otro 95% que está sumergido en el océano es tu subconsciente. Es el que está haciendo posible que tus ojos parpadeen, que tu mano se mueva para adelantar el texto, que sigas respirando y tu corazón latiendo mientras vas archivando la información que estás leyendo.

El subconsciente es literal, lo que tiene archivado como cierto, para él es cierto. No distingue entre fantasía y realidad y no tiene sentido del humor. Es ahí en donde están nuestras emociones, valores, hábitos, las reacciones protectoras y las que hacen reaccionar y funcionar todos nuestros órganos. También ahí están la memoria a largo plazo, la imaginación, intuición y las creencias. Información que tiene archivada desde que estabas en el vientre de tu madre y desde donde toma tus decisiones.

No es nuestro enemigo a pesar de que en este artículo yo lo esté llamando saboteador. Él toma la decisión que considera es de tu mejor interés y lo hace para protegerte.

Es probable que de pequeño escuchaste a tus padres decir que vos eras un niño muy pasivo. Que preferías leer o ver televisión que hacer actividad física. Tu maestro tal vez opinaba que no tenías habilidad para ningún deporte. Tus compañeros no te elegían en su equipo porque no eras el mejor. Te decían que tenías dos pies izquierdos, que eras torpe.

Bueno ahora tu subconsciente te está protegiendo. Después de todo si desde niño tus padres y maestros pensaron que no eras capaz, ¿por qué intentarlo ahora?  Lo que tiene archivado es literal: sos pasivo, no tenes habilidad, sos torpe y no te eligieron por no ser el mejor.

¿Qué ha cambiado?

Que tu mente consciente, ese 5% al que tenemos acceso sabe que el ejercicio es bueno para la salud. Nos ayuda a estar en forma y nos da mucha energía. Es ahí donde está el pensamiento lógico.  Además, todos en tu entorno hacen ejercicio y vos vez muy buenos resultados en ellos. Ahora que sos el adulto queres elegir la actividad física antes que la televisión. Está entre la lista de propósitos que queres lograr en el 2019

¿Entonces cómo hacer para que se pongan de acuerdo tu mente consciente con la subconsciente?

De eso se trata el ejercicio que te invito a hacer antes de escribir tus propósitos para el próximo año.

EJERCICIO DE CONCILIACIÓN ENTRE

EL SUBCONSCIENTE Y EL CONSCIENTE

 

 

Para hacer el ejercicio te recomiendo prepárate bien, tener a mano un cuaderno y pluma y sobretodo tiempo. Ten a mano las listas de propósitos de años anteriores que nos has alcanzado. Si no la tenes escribirlos y llévalos para tu ejercicio. Es para tu beneficio, dedícate ese rato a vos mismo, mímate.

Buscar un momento que podas dedicarte calidad de tiempo a vos mismo.  Apagar y cerrar cualquier distracción. Irte a un lugar en donde nadie te vaya a interrumpir. Preferiblemente al aire libre y mejor aún si es un lugar que te recuerda tu infancia.

 

 

Relájate

Relájate y disfruta de la naturaleza si estas al aire libre o de una música relajante acostado en el sillón de tu casa. Disfruta de los aromas, de los sonidos, de la brisa, de las nubes. Cerrar los ojos. Empezar a relajar tu cuerpo poniéndole atención a cada parte de este de los pies a la cabeza. Concentrado solo en eso y silenciando otras voces o pensamientos de tu mente. Haciendo inhalaciones profundas y exhalando lentamente varias veces.

Leer propósitos anteriores

Cuando te sintas bastante relajado y con la mente silenciada, lee los propósitos de años anteriores que no has alcanzado. Primero lees uno de ellos y volves a cerrar tus ojos. Vete de viaje a tu infancia y trata de ser ese niño que fuiste. En tu subconsciente están archivados todos tus recuerdos. ¡Disfrútalos!

Percibir los pensamientos

Entonces empeza a descubrir los pensamientos que vienen a tu mente en relación a esa meta que nos has alcanzado. Algunos te parecerán absurdos, otros pensaras que no tienen relación y habrá alguno que te parezca muy acertado.

Escribir los pensamientos

Ahora abrí los ojos y empeza a escribir en tu cuaderno todos esos pensamientos. Sin importarte la letra, el renglón, ni la ortografía, solo escribí sin parar todo lo que se te venga a la mente. Voy a seguir con el ejemplo del ejercicio.

Es probable que hayas escrito: “siempre fui muy pasivo”, “me gustaba más leer que correr”.  “no era bueno en los deportes”, “siempre fui muy torpe”. Y tal vez tengas algún recuerdo de un mal rato con tus compañeros por no ser elegido en sus equipos. Podrías no tener recuerdos de actividades físicas específicas, no eran parte de tu vida.

Por ahí también puede salir algo como “mi primo era un excelente tenista”. O lo mucho que disfrutabas la lectura, las artes, las matemáticas, la geografía, lo que fuera. Eso era lo que te gustaba y eras bueno en eso.

 

 

Toda la información es valiosa

Ya sabes lo que opinaron de vos los adultos de tu entorno desde que eras un bebé. Tal vez no te lo decían directamente, pero los escuchaste comentarlo y quedo archivado para siempre en tu subconsciente.

Con esta información ahora podés entender porque nos has logrado ser constante con los ejercicios. Tu mente consciente sabe de los beneficios, pero tu subconsciente tiene otros datos. Esos datos se llaman creencias limitantes y de esas tenemos muchas de diversos temas. El subconsciente está evitando que haya frustración por no ser el mejor, por no ser capaz de hacer actividad física.

Ahora desde tu mente consciente sabes que no eras torpe, simplemente no te interesaba de niño el deporte. Ahora sabes que no es que eras pasivo, es que te gustaba la lectura y no se puede leer saltando. Tu primo era el centro de atención en cuanto a deportes y bien por él. Tus compañeros no te elegían y tenían razón, a vos no te interesaba el juego. Eras muy bueno en muchas otras cosas que te apasionaban.

 

Limpiar el subconsciente

Cuando tengas suficiente información sobre lo que tiene ese disco duro que llevamos por dentro es hora de limpiarlo. Es hora de eliminar archivos para abrir espacio para archivos y programas nuevos. Debemos desalojar a las creencias limitantes de nuestra mente. Llegó la hora de tomar el control y decirle al subconsciente lo que ahora, que sos el adulto queres creer. Ya podes instalar en tu disco duro que este año vas a lograr los propósitos que te pongas.

Entonces estás listo para hacer declaraciones como “ahora elijo hacer ejercicio y disfrutarlo”.  Decirle a ese saboteador que ya no tiene que protegerte, que gracias por haberlo hecho pero que ahora has elegido hacer el suficiente ejercicio para estar en forma, tener buena salud, más energía y además estar a la moda.

Receta para elegir las declaraciones

Hacerlas en positivo: “disfruto de hacer ejercicio para perder peso”.

Deben ser en presente: “disfruto” eso es ahora no decir “voy a disfrutar” eso será algún día y podría no ser en el 2019.

Que sean específicas: “para perder peso”, ver los resultados te ayudará a motivarte. Si nada más decís “disfruto hacer ejercicio” es muy vago y el subconsciente no tendrá una razón de peso para ayudarte.

-Escribirlas a mano en un papel que podas tener a tu alcance siempre.

-Repetirlas todos los días varias veces en tu mente, y ponerles emoción. Sentir la satisfacción de hacer ejercicio por tu salud o para perder peso. Sentí el poder que tiene, que es una decisión tomada desde tu mente consciente para tu bienestar.

Empodérate, estas tomando el control de tu vida.

Ahora podés hacer el mismo ejercicio con cualquier otro propósito o meta que no hayas alcanzado en el pasado. Encontrar esas creencias limitantes en tu subconsciente y convertirlas en declaraciones poderosas para re programar el subconsciente. Ya podes hacer esa lista y lograr los propósitos que antes no habías logrado.

 

Te recomiendo leer mi artículo sobre “Cambios en Mi Vida en donde doy 5 tips para escribir los propósitos de año nuevo.  Te ofrezco mi ayuda para en un proceso de coaching personal, ser la interlocutora entre vos y tu subconsciente. Para encontrar esas creencias que te han saboteado toda tu vida y conciliar lo que ahora de adulto tu mente consciente desea con lo que tu subconsciente tiene archivado.

Manos a la obra, después del ejercicio estas más que listo para escribir los propósitos del próximo año con confianza y seguridad y entonces…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *